Rescinden el contrato con UTE-Green Rottio, la constructora del Viaducto San Martín

Un cierre a todo escándalo. De esa forma podría resumirse la salida de la UTE Green-Rottio del proyecto oficial de desarrollo del viaducto para el ferrocarril San Martín.
Este viernes, la Ciudad rescindió el contrato con la sociedad luego de que se comprobara que Green mantiene deudas multimillonarias con al menos medio centenar de proveedores. En concreto, la firma no llevó a cabo pagos por una cifra cercana a los 500 millones de pesos aunque el Gobierno porteño aportó los fondos en tiempo y forma.
El acuerdo, concluido este viernes, afecta la finalización de las obras en torno a la línea ferroviaria. Fuentes de la Ciudad indicaron a iProfesional que la ruptura se da cuando resta un mínimo de los trabajos por lo que el viaducto finalmente se concluirá antes de fin de año.

Desde el área de Desarrollo Urbano sendos voceros consultados indicaron que la rescisión surgió a partir de una queja pública dada a conocer por los proveedores de Green en estos últimos días.
El principal contratista en la obra del viaducto San Martín, que no estaban recibiendo los pagos que les corresponden por parte de la empresa. Pese a que AUSA (Autopistas Urbanas) realizó todos los pagos a la empresa Green S.A. en tiempo y forma, parte de esos pagos nunca llegaron a sus proveedores», se indicó a este medio desde la dependencia oficial.
La Ciudad se hará cargo de la finalización de los trabajos
El viaducto en cuestión establece una conexión entre Palermo y La Paternal a lo largo de 5 kilómetros y fue habilitado en julio pasado. La inversión estimada para el emprendimiento ronda los 3.000 millones de pesos. Para su desarrollo se utilizaron 780 vigas de hormigón y más de 25.000 toneladas de acero.
Si bien la obra está desarrollada en casi un 95 por ciento, lo cierto es que aún restan concluir las estaciones elevadas de La Paternal y Villa Crespo, así como la finalización de la vía tercera.

La constructora Green es propiedad del ingeniero Carlos Arroyo y el último tiempo viene acumulando escándalos. La firma se encuentra involucrada en la causa de los cuadernos: según distintas fuentes, aparece mencionada más de 25 veces en la causa por actos de cohecho activo y asociación ilícita.
En el marco de dicho proceso, en su momento el juez federal Claudio Bonadío procesó a Arroyo y a su mano derecha, Carlos Daniel Román. Este último incluso fue señalado por distintos testimonios aportados a la causa como presunto agente de pago de coimas para la obtención de contratos de obra pública durante el kirchnerismo.
Los vínculos entre Green y los emprendimientos en la Ciudad no son nuevos. Así, la firma salió favorecida en la licitación para el desarrollo de uno de los tramos del Paseo del Bajo y, por supuesto, con el contrato ahora caído para el desarrollo del viaducto del San Martín.
De acuerdo a distintos reportes periodísticos, la constructora además resultó beneficiada con uno de los PPP viales de Guillermo Dietrich, que ganó asociada con su par china CCA.
Los números financieros de la compañía son una confirmación del estado de situación en el que se encuentra la controlada por Arroyo: sus pasivos superarían con comodidad los 70 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *